Desratización

Nuestra empresa Iberplagas, realiza tratamientos de desratización en Alicante, Murcia, Toledo…. La razón por la que hay que eliminar las ratas, es porque devoran la comida almacenada, además de ser causa de distintas enfermedades, lo que ha causado que se desarrolle distintas técnicas dirigidas a controlar la población de estos dañinos animales.

Podemos definir “desratización” como el grupo de acciones de saneamiento que se utilizan para exterminar o por lo menos controlar la población de ratas y ratones. Es decir cuando nos referimos al termino desratización, nos estamos refiriendo a los métodos de utilización tanto de productos específicos y barreras físicas para intentar lograr una dependencias libres de ratas y ratones.

 

Este proceso de desratización se puede plantear de dos maneras:

  • De forma pasiva. Son las que componen distintos métodos que vigilan impedir el acceso y propagación de roedores; por tanto, son primordialmente preventivos. Estamos hablando de cerrar herméticamente las dependencias y la colocación en los conductos de ventilación de rejillas para impedir el acceso.
  • De forma activa. En este caso, ya se produce la acción de distintas acciones y estrategias encaminadas a exterminar o por lo menos controlar la población de ratas y ratones. En esta forma activa nos encontramos con distintas metodologías:
    • Metodología mecánica. En este apartado se suelen situar las tradicionales trampas, que habitualmente consisten en un cebo y un dispositivo encarcelador del roedor.
    • Metodología química. Esta Metodología es normalmente a base de venenos (elementos rodenticidas). También pueden ser: repelentes (que remedian la manifestación de inéditos miembros), como la ciclohexamina; fumigantes, altamente tóxicos y raticidas, ya sean de efecto veloz o postergado como los anticoagulantes.

Control de ratas, ratones, ratones de campo, topos por medio de los sistemas apropiados en cada caso de eficacia y economía garantizadas, trampeo pegajoso, automatizado, etc...

Control de múridos en alcantarillados, rotando raticidas e insecticidas, para evitar la inmunizaciones, siempre de última generación, por medio de anticoagulación o de moma clorado, actuando directamente también en el interior de madrigueras, a través de polvos de madriguera y contacto.

 

Todo esto se completa con un informe al cliente de medidas físicas de albañilería contra el acceso a través de cámaras de aire, arquetas, tubos de bajantes, cámaras de arena bajo baldosín, holguras en ventanas, rejillas, puertas a interior de edificaciones con cebado y aplicación de repelentes en polvo que aguanta la humedad.

 

Las enfermedades

 Innegablemente la presencia de ratas y ratones, constituyen una dificultad para los humanos. Las ratas, como otros diversos animales, ejercen como vectores de cuantiosas zoonosis (o lo que es lo mismo, enfermedades infecciosas transferibles entre especies) Con motivo de la estrecha convivencia cercana entre humanos y ratas y ratones en la actualidad, el contagio adquiere ritmos estadísticamente notables. Fiebre por mordedura de rata, Infección por antavirus, Salmonelosis, la Peste Bubónica, el Tifus, la Rabia, la Leptospirosis, la Triquinosis y Infestación por Hymenolepis nana.

 

     Todo esto se produce como resultado de ejercer como vehículo transmisor de las enfermedades o vector que la trasmite. Infectan los alimentos y agua con triquinosis, salmonelosis, leptospirosis, cariomeningitis linfocítica y la enfermedad de Weil a través de orina, sus mordeduras, excrementos.

 

      Aparte de todo esto, transportan sobre su cuerpo pulgas o ácaros responsables de diferentes enfermedades. Entre otros cabe destacar como más terribles por lo frecuente el Rattus rattus, el Mus alexandrinus, Mus músculos, Rattus norvegicus, que capaces de trasmitir más de 20 agentes patógenos de infección.

 

¿Qué daños ocasionan las ratas y ratones?

 

     De sobra es conocido el perjuicio tan grande que ocasionan las ratas y ratones para el ser humano, originando daños en alimentos almacenados, daños en cultivos y lo ya hablado de trasmisión de enfermedades, no sólo al hombre sino también a los animales domésticos.

 

     Hay estudios que apuntan que la perdida de granos de cereales almacenados, puede superar los treinta millones de toneladas por año. Teniendo en cuenta que una rata digiere cada día el equivalente al 10% de su peso, aproximadamente entre 10 y 20 kilos por año. Pero no sólo consiste en ese daño, sino que también contaminan con sus pelos, orina y heces, lo que conlleva a un grave riesgo de transmisión de enfermedades.

 

     Son de grave consideración los ataques sufridos en campos de maíz, arroz, trigo, cebada y en plantaciones de naranjas, manzanas etc… También sufren ataques las granjas de pavos, gallinas, patos incluyendo las aves silvestres, ocasionando heridas incluso a corderos, terneros, cerdos recién nacidos.

 

   También provocan grandes daños en tendidos eléctricos, provocando incluso incendios, debilita los cimientos con la construcción de cuevas y provoca inundaciones cuando realiza cuevas en diques y caminos. Dañan tuberías de plomo y otras estructuras de metales blandos, madera, cables eléctricos etc...

 

¿Cómo nos damos cuenta que tenemos      ratas o ratones?

    

       La existencia o no de ratas o ratones en una vivienda o negocio se puede establecer a través de una serie de indicios o certezas, como pueden ser:

  • Orina: las manchas de orina (húmeda o seca) pueden encontrarse a lo largo de los caminos utilizados por los roedores o en las áreas de alimentación
  • Excrementos: los cuales pueden hallarse a lo largo de los "senderos" utilizados, en las zonas donde se alimentan o cerca de sus madrigueras. Son de forma cilíndrica y, en el caso de las ratas, tienen 1-2 cm de largo y 0,5 cm de diámetro. Los excrementos del ratón casero tienen alrededor de 0,6 mm de largo y pueden llegar a confundirse con los de algunos insectos, como la cucaracha.
  • Manchas: pueden observarse sobre vigas, cañerías, paredes, techos etc. y a lo largo de los caminos manejados por los roedores. Se deben a la grasa y la suciedad del pelaje y se producen como resultado del roce del cuerpo o de las patas con la superficie.
  • Huellas o rastros: incluyen las huellas de las patas (pisadas) y las marcas de la cola, que pueden observarse en superficies polvorientas o barrosas. Cuando existen sospechas sobre la presencia de ratas o ratones en un ambiente, puede determinarse dicha presencia a través de espolvorear el piso con harina, en una pequeña superficie y por la noche. Si los hubiera, al día siguiente podrán observarse las pisadas marcadas en la harina.
  • Sonidos: la presencia de ratas y ratones puede delatarse chillidos y ruidos tales como los producidos por los animales al roer o correr y en las peleas entre ellos.
  • Nidos: son bastante comunes en el caso del ratón casero y generalmente se encuentran en garajes, desvanes, armarios, sótanos, etc. Consisten en la acumulación de restos de materiales.
  • Roeduras: las señales de los dientes al roer pueden ser visibles en puertas, esquinas, materiales almacenados y otras superficies. Los dientes incisivos de ratas y ratones crecen perennemente (hasta 13 cm por año en el caso de las ratas) y los animales los mantienen correctos a través de roer superficies duras o de frotar entre sí sus dientes.

     Solicite la presencia de uno de nuestros técnicos, para asegurarse que con nuestros tratamientos, se le elimine la plaga de ratas o ratones en su vivienda o negocio.

Su mensaje del formulario se ha enviado correctamente.

Ha introducido los siguientes datos:

¿Quiere más Información? Envienos sus datos y nos ponemos en contacto con usted a la mayor brevedad posible. Gracias

Por favor, corrija los datos introducidos en los campos siguientes:
Al enviar el formulario se ha producido un error. Inténtelo de nuevo más tarde.

Atención: Los espacios marcados con * son obligatorios.

Contacto

Iberplagas

 

TOLEDO-MADRID-C. REAL
C/ Josefina Aldecoa 9
45111 Cobisa (Toledo)

 

ALICANTE-MURCIA

Paseo Maritimo del Mojón, 23

Pilar de la Horadada (Alicante)

 

MALAGA-MARBELLA

C/ Alba, Portal 19, Nº 2 29601 Marbella (Malaga)

 

 

 

 

 

Teléfono de

Guardia

685 15 27 25

 

 

¿Le gustaría conocer de primera mano la calidad de nuestros servicios? Estaremos encantados de visitarles en su casa o en su lugar de trabajo.

Llámenos a los siguientes números de teléfono:

 

TOLEDO-MADRID

925 04 94 10

685 15 27 24

685 15 27 25

 

MURCIA-ALICANTE

626 09 28 73

685 15 27 25

 

MALAGA-MARBELLA

685 15 27 25

626 09 28 73

 

 

 

O bien utilice nuestro formulario.

 

Redes Sociales

Recomendar esta página en: